Piel humectada

Una piel sana es una piel hidratada, y mantener el balance de humectación de la piel es esencial para que luzca y se sienta increíble, especialmente durante el invierno. Así como nosotros necesitamos agua para sobrevivir, todos los tipos de piel necesitan hidratación, por eso es importante elegir los productos ideales para las necesidades de tu piel.


¿Cómo limpiar mi piel y mantenerla humectada?

Durante el invierno, productos a base de crema, leche o aceite ayudan a maximizar el nivel de humectación en la piel. El agua micelar es una opción para limpiar el rostro,especialmente para quienes tienen la piel sensible. Estos limpiadores líquidos contienen moléculas que ayudan a remover la suciedad acumulada durante el día, haciendo más fácil la limpieza del rostro sin necesidad de enjuague.

Productos:

¿Cómo escoger el hidratante más efectivo?

De acuerdo con dermatólogos, se debe buscar un ingrediente humectante ideal que sus moléculas sean capaces de contener 1,000 veces su propio peso en agua. Asi mejora la sequedad y deshidratación de la piel sin obstruir los poros y sin causar brotes.

Productos:

¿Cómo encontrar un humectante que no irrite la piel sensible?

La piel sensible es frecuentemente causada por una barrera de piel débil, que a su vez también puede causar la perdida de humectación en la piel. Un humectante que contenga glicerina para pieles sensibles, es gentil con la piel, no causa irritación y previene que la humedad no se evapore.

Productos:

¿Cómo escoger un humectante con acción anti-edad?

Los humectantes pueden hacer mucho más que sólo hidratar la piel. Este paso en la rutina del cuidado de la piel es una oportunidad para agregar ingredientes que traten las finas líneas de expresión y unificar el tono del rostro. Los productos que combinan un agente hidratante con ingredientes que ayudan al rejuvenecimiento de la piel como Retinol o Ramnosa son ideales para las personas que empiezan a notar finas líneas de expresión, falta de firmeza y piel con apariencia cansada.

Para aquellos experimentando cambios hormonales que derivan en problemas en la piel como: sequedad, profundidad en las líneas de expresión, adelgazamiento de la piel, son adecuados productos que contengan manteca de karité, extracto de soya y ácidos grasos de omega, estos ingredientes trabajan juntos para recuperar la humectación perdida y mejorar la apariencia de la piel.

Productos:

¿Cómo mantener hidratada la piel oleosa?

Uno de los más grandes errores que cometen las mujeres (¡y los hombres!) con piel oleosa es no usar humectante. La piel grasa es también propensa a la deshidratación, por esto el humectante ayuda, especialmente en invierno. Para controlar el brillo y prevenir poros obstruidos, es importante mantener la piel hidratada con un humectante formulado para piel grasa. Varios dermatólogos sugieren un hidratante con una formulación libre de aceite y un exfoliante ligero para ayudar a minimizar la apariencia de los poros, dejar una apariencia fresca y un terminado mate en la piel durante todo el día.

Productos:

¿Cómo tratar la piel seca en el cuerpo?

La piel del cuello hacia abajo es especialmente propensa a la sequedad, picazón y descamación durante los meses de inverno, pero algunos pequeños tips pueden hacer una gran diferencia. De acuerdo con varios dermatólogos, evitar tomar duchas muy calientes, y asegúrarse de aplicar el humectante en la piel mientras aún esté húmeda para que absorba mejor el producto. La piel del cuerpo es más gruesa que la del rostro, por lo tanto, necesita una hidratación más profunda con ingredientes como manteca de Karité y glicerina, además de agua termal para suavizar y calmar la piel. Para la piel extremadamente seca, dermatólogos recomiendan un bálsamo intenso para una hidratación duradera.

Productos:


Artículo proporcionado por La Roche-Posay - La información publicada en esta sección en ningún momento debe considerarse como recomendación, diagnóstico, tratamiento y/o prevención de enfermedades de la piel; la información fue proporcionada por La Roche-Posay y Amazon no se hace responsable de su veracidad o exactitud.